Los 6 marketing fails más horribles de la historia

En publicidad, la línea entre un éxito escandaloso y una cagada espectacular es peligrosamente fina. Para muchas marcas, alzarse con el triunfo pasa por echarle agallas, destacar a toda costa, arriesgarse con un salto al vacío… porque ya sabéis: “que hablen de ti, da igual si bien o mal, pero que hablen” y todo eso. A veces, sin embargo, el equipo …