i love haters pen pinapple apple pen

Pen Pineapple Apple Pen vs Daddy’s Car: Viralidad para haters

Cada semana nos llegan nuevos fenómenos en internet que aspiran a superar su minuto de oro en el panorama musical. Esta semana la batalla adquiere tintes épicos ya que no se trata de una pelea entre papichulos vs mamasitas ni entre compositores de cuna vs hipsters advenedizos.
En esta ocasión la pelea es entre humanos vs máquinas. ¿Quién es capaz de hacer el nuevo tema más pegadizo y a menores costes? ¿Quién puede sacar una rola más rentable que su competencia…(no olvidemos que esto es un negocio, y qué negocio, y un dato como ese importa y mucho).
Los haters del mundo esperan ansiosos para lanzar sus afilados comentarios en social media. Los más militantes se citarán con los del bando rival en foros neutrales para mentarse la madre mientras engullen una caja de donuts.

Permítanme entonces que presente a los contendientes, si no los conocen ya:
En la esquina roja, una composición creada por Flow Machines, una propuesta basada en inteligencia artificial y desarrollada por los laboratorios de Sony CSL.
Una propuesta arriesgada pero cargada de sentido común y con una premisa que debe ser algo como: “Si puede triunfar Enrique Iglesias o a Raphael, bien puede también este proyecto de Inteligencia Artificial”. Al fin y al cabo se trata de repetir parámetros ya probados hasta la saciedad en la música pop.
Flow Machines lanza su 1º single: Daddy’s car que nos recuerda mucho a un cuarteto de Liverpool, famoso por los años 60.
Las ventajas están claras: Si vas a un concierto de inteligencia artificial, ten por seguro que los artistas no van a llegar 3 horas tarde, ni pasados de copa, ni se van a marchar del escenario si comienzan los insultos.
Sus haters lo tienen claro: Jamás una máquina podrá poner el sentimiento a una canción de la manera que lo hace Kylie Minogue.

En la esquina azul, un temazo trabalenguas que nos llega desde Japón de la mano y el sospechoso bigote de Piko Taro. Se llama PPAP ✏️ ? ? ✏️ (Pen pineapple apple pen, Lápiz Piña Manzana Lápiz). Una canción que aunque parezca que puede esconder alguna campaña de publicidad (sinceramente nos da igual si así ocurre y casi que aplaudiríamos si así fuera) promete reventar los karaokes, despedidas de solter@s y cierres de discotecas del mundo entero.
Ventajas: No necesitas leer la letra. Con tener emojis a la vista, más que suficiente para recordarlo. La coreografía abarca desde novatos de la noche a Michael Jacksons de patio con medallas al mérito del crapuleo.


Sus haters: Son parecidos a los haters del Gangnam Style con la salvedad de que llegan 4 años más tarde. Críticas como que es una letra frívola que nos hace olvidarnos de los problemas reales del mundo y de todos esos artistas que morirán de hambre sin que nadie aplauda sus delirantes e incomprendidos pentagramas.

Pero ¿qué es lo que hace que un contenido sea odiado en internet? Quizás sea solo eso, el hecho de que algo sea famoso de forma brutal mientras nosotros tenemos que conformarnos con un anonimato que apesta a sudor y cigarrillo. Tal vez se deba a que creamos que esa fama se debe a una confabulación de los astros para dejarnos en la mediocridad otro año más. Un ¿por qué no se me habrá ocurrido a mi?
El caso es que los haters son la primera línea del frente, los que primero llaman a la puerta los cuartos de guerra donde la agencias hacemos escucha activa de las marcas, el termómetro que indica el éxito de una campaña o la gestación de una crisis digital en toda regla.
Mientras a Piko Taro le dan cera (a la hora de escribir esto ya alcanza los casi 5.000 “no me gusta” en su canal de Youtube), las secuelas e imitaciones espontáneas de su canción lo petan, demostrando que hay una kriptonita para esos haters: todo aquello que pueda replicarse y subirse a la red por poco dinero, desde tu casa y que puedas hacerlo en solitario o con amigos.

By: Antonio García Cabezalí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *