Spectacles. Ahora sí, Google Glass.

Cuando, allá por 2013, Google sacó el primer video promocional de Google Glass todos dijimos: “qué cabrones. ¡Lo han vuelto a hacer!”. Reconozcámoslo, aquel video en el que un tipo desayunaba leyendo su correo con sus dos manos libres, andaba por San Francisco visualizando Google Maps, mandaba emails mientras caminaba, y miraba desde una azotea mientras tocaba el ukelele a su chica, nos dejó a todos con la boca abierta.

Cuando en julio de 2014 google sacó a la venta las primeras google glass, todos los que estamos en esto nos frotamos las manos. Algunos incluso nos las probamos y, diciendo aquello de Ok Glass, sonreímos. ¡La cosa funcionaba! Pero cuando las acababas de probar, un sabor agridulce te invadía. Ok, google, solo puedo hacer un par de cosas, y ninguna es realmente chula. ¿Dónde está la magia de aquel video? ¿Dónde está mi maldito ukelele?

Bueno, ya llegará. “Hay cientos de desarrolladores picando código y trabajando en apps que van a ser maravillosas”. “Ya se pueden ver a los primeros early adopters con las gafas por Palo Alto”. Y el tiempo pasaba. Y las apps no llegaban. Y un día, sin darte cuenta, habían pasado 3 meses sin haber oído ni leído la palabra Google Glass.

Allá por 2015 todos nos dimos cuenta de que todo había sido un bluff del tamaño de una piscina olímpica. Muchos nos preguntamos por qué, y la respuesta era una, sola y clara; la misma que me daba mi novia con 14 años: no era el momento. El mercado, la sociedad y nosotros, las personas, no estábamos preparados para algo así. ¿Llevar unas gafas todo el día? ¿grabar mi vida en directo? ¿ir hablando por la calle como si fueses un tarado? Incluso algunos bares habían colgado carteles de “Prohibido entrar con Google Glass”.

egencia_publicidad_digital_madrid_miami_bogota spectacles

Solo había que esperar un par de años. Parece poco pero hoy el tiempo no va a sesenta segundos por minuto y dos años son muchos clics.  Había que esperar a que los millenials tuviéramos algo más de nivel adquisitivo, a que grabar y ser grabado (todo el santo día) no fuese motivo de discusión. Solo había que esperar a que la generación mas egocéntrica (en el buen sentido de la palabra) de la historia dominase el mercado de las compras compulsivas. Hacía falta que los influencers dominasen las redes. Influencers… ese termino en 2013 era tan solo un silbido lejano, pero ahora es una realidad que sale hasta en los programas de prensa rosa.

Y aquí están, de la mano de Snapchat, Spectacles: las gafas que todo lo ven y todo lo graban. Por ahora. videos de unos pocos segundos. por ahora, solo para Snapchat. Por ahora…

agencia_publicidad_madrid_miami_bogota spectacles

Había que esperar a que los millenials tuviéramos algo más de nivel adquisitivo, a que grabar y ser grabado (todo el santo día) no fuese motivo de discusión.

Os dejamos algunas características:

-Videos de 10 a 30 segundos.

-Son unas gafas de sol bastante molonas.

-Videos redondos: gracias a una lente de 115 grados que simulan el ojo humano, que podrán verse tanto en formato vertical como en horizontal.

-Solo compatibles con Snapchat (¡eeeerror!).

-No van a ser tan caras como estás pensando. Rondarán los 130€

-Con una luz led que avisa a nuestro entorno de que estamos grabando.

-Se conectan mediante bluetooth a nuestro smartphone.

Los chicos de Snapchat han sido pacientes, han hecho sus deberes y han estudiado bien el mercado. Ahora SÍ estamos preparados para este concepto. Para este gadget. Y las vamos a empezar a ver, vaya que sí. Démosle un par de meses al tema y veréis como vuestro feed de Snapchat se va a empezar a llenar de chavales y chavalas, con más o menos followers, llevando orgullosos unas gafas de colores que lo graban todo. Y esperad a que Instagram/Facebook entre al trapo.

Viendo el video promocional (al final del artículo), nos damos cuenta de la más importante diferencia con aquel video de Google Glass: Glass eran meramente útiles, casi un instrumento de trabajo. Spectacles son pura diversión. 

Y es que, queramos o no, nos acercamos sin frenos a una nueva realidad en Redes Sociales. Todos lo intuimos pero nadie se atreve a decirlo, porque da un poco de miedo: nuestra vida en directo. Nuestro propio gran hermano. Tu propio reality. Y Spectacles, sin duda, son (casi) esto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *